jueves, junio 01, 2017

Uno va por la vida sin hacer daño a nadie. Pero eso, a veces, no es suficiente


Soy una persona dedicada a la paciente revisión de mis libros, que disfruto de los largos varios paseos semanales con mis amigos, que preparo con detalle y cariño mis sermones del fin de semana. Soy alguien que, de tanto en tanto, recorro mis infatigables proyectos arquitectónicos, que disfruto de una buena partida de ajedrez larga y reñida, que me gusta alargarme media hora, una hora, en una placentera conversación telefónica. 

Pero lo que también podréis encontrar en mí es un profundo escepticismo respecto a los seres humanos. Sé que el amor y la amistad existen. Pero es el único punto en el que no espero nada. Si llega algo, bienvenido. Pero no espero nada.

Digo esto, porque hace algún tiempo, en el mes de mayo, recibí una puñalada de quien menos me lo podía esperar. En ningún momento se me pasó por la cabeza que detrás de un rostro que me sonreía, que se reía conmigo, que parecía estar tan a gusto en mi compañía, moraban otros sentimientos acerca de mí. Años de convivencia han quedado en la cuneta desangrándose.

A esta persona, que no es una mala persona, sino religiosa y buena, yo la había tratado siempre magníficamente bien. Pero ahora veo que tenía dos caras. En realidad, dos caretas, porque ya no sé cuál es su verdadera cara.

Cuando la vuelva a ver dentro de pocos días, mi trato será el de siempre, mi cordialidad será la misma. No le pienso echar en cara nada, sería inútil completamente en este caso. Mi comportamiento será el de siempre, no variará lo más mínimo. Pero mi trato correcto ya no será porque él la merezca, sino porque le perdono por Jesús. Cuando me encuentre con él, ya no volverá a recibir ninguna sonrisa de mi parte. Quiero que se dé cuenta de que ya sé lo que ha andado diciendo por detrás.

Lo lógico es que me preguntara que por qué ahora estoy más serio con él, correcto, pero serio. Pero las personas falsas, eso lo he observado, nunca lo hacen. Porque en situaciones así tienden a pensar que han sido descubiertas, y simplemente desaparecen de la vida de uno sin preguntar nunca nada.


En este caso, ya me llegaron señales desde hacía tiempo. Pero me costaba creerlas. Ya alguien me advirtió y me dijo exactamente sus palabras. Pero, a veces, el afecto nos vuelve ciegos. Después, durante meses, los signos de sucedieron. En el mes de mayo, la evidencia surgió por varios caminos distintos. Puedo aseguraros que ésta ha sido la puñalada trapera que más me ha dolido en los últimos cinco años. La peor dada, donde más me ha dolido. Vanidad de vanidades, todo es vanidad.

262 comentarios:

  1. Anxelina, gracias por el comentario de ayer. ¿Están leyendo un título en concreto? ¿Qué edad tienen este grupo de lectores?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Les di a escoger uno de los tres libros Obra Férrea, Libro Cuadrado Y La Historia del Mundo Angélico.
      Son dos grupos de 60. Hoy fue un solo grupo
      Rango entre 16- 18 años
      A terminar en agosto de leer. Pero hoy fue obligatorio las 20 primeras páginas.

      Eliminar
    2. ¿Le gustaría Padre Fortea que leyeran algún otro?
      Porque aún puede haber cambios.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. 😂😂😂😂
      Cucurull or victory

      Eliminar
    2. Padre su post de hoy me causa un pesar de acompañamiento, había dudado en decir que la traición podía ser bien descrita con el termino de "puñalada" y veo que le va de lo mejor. Le advierto que los sobrevivientes de puñaladas de tal calibre, tal agresor tiende por alguna extraña razón a apegarsele como un molesto chicle, preparese con la santa paciencia de Job para tal molesto lastre. Me aventuro a decir que se ha descuidado padre, tal confianza ha sido una responsabilidad suya en un 50%, he aprendido a dejar el otro 50% a puñaladas maquiavelicas. :D

      Eliminar
    3. A mi me traicionaron de forma parecidamente dolorosa hace… 25 años… y yo no fui capaz de pasar página tan rápido como el bueno del padre Fortea… yo decía para mis adentros que le perdonaba… y yo realmente nunca he odiado a nadie… pero durante los 10 ó 15 años siguientes cuando me acordaba (que gracias a Dios cada vez menos, porque al principio me consumía) miraba en mi corazón veía algo que se le parecía (al odio, o fobia)… y luego, pues bueno, el tiempo cicatriza y me dejé de acordar (otros ruidos mundanos tapaban aquel en mi interior).

      Pero de repente este año… 25 años después… Dios me regaló repentinamente otra forma de ver el mundo y a los demás… y ahora veo a todos como mejores que yo… ¡todos!… y sinceramente nadie me cae mal… y doy gracias a Dios por haberme dado la oportunidad de aprender a amar en mi corazón a aquella persona también, y desearle lo mejor… y sonreírle agradecido si lo veo. No se imaginan lo liberador que es este enfoque, y lo feliz que le hace a uno. ¡Si lo supiesen!

      Y es que yo he visto frente al sagrario cómo Jesús me ha sonreído después de todas las puñaladas traperas que yo le he dado. Los gozos que me da son TAN inmerecidos por mi parte, pues TAN reo soy de haberlo traicionado, A SABIENDAS, una y otra y otra vez, año tras año, que… … que… … es difícil de explicar.

      Y otro método que he inventado y uso… para cuando te increpan o te insultan… digan lo que digan, incluso aunque fuese “eres un h. de p., ¡qué asco me das, Alfonso”… (aunque realmente nunca me han dicho eso, pero ya lo he practicado en mi mente)… es esperar al menos 10 segundos (¡de reloj, que no es poco en medio de la tensión!)… pues ya saben los psicólogos lo que desarma al otro ese silencio antes de responder… pero no lo hago por eso (no por desarmarle)… sino que es mientras le digo a Jesús por dentro: “gracias, señor, por esta oportunidad de responder con sosiego y dulzura”.

      Bueno, comparto por si a alguien le ayuda esto. No se imaginan lo que les debo a muchos de ustedes aquí (al padre Fortea y a muchos comentaristas), a sus testimonios. Gracias por eso.

      Eliminar
    4. Wow! tomaré nota Alfonso! muy buen truco. A mi me ha servido el consejo de Josemaría Escrivá de Balaguer cuando dice que me tarde en contestar, que si es años mejor! jajaja, con eso a uno se le olvida! Herir a las personas es herirse a si mismo, eso es absurdo.

      Eliminar
    5. Qué buen consejo Niulca sin lugar a dudas Jajajajaja!

      Eliminar
    6. Ya sabes que me encanta el Padre Balaguer, lo amo, me hace reír! ya eso es hacer el bien. ;)

      Eliminar
    7. Ay...ya me veo en mis últimos días siendo del OPUS DEI :P

      Eliminar
    8. Ojalá Niulca ojalá 😂😉

      Eliminar
    9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    10. Que bonito comentario Alfonso. El perdón es difícil a veces. Es definitivamente un don que baja del cielo. Y con Paul Ricoeur aprendí que el perdónnes también tener incluso una memoria reconciliada. Yo odiaba a mi papa. No solo quería que se muriera quería que se fuera al infierno. Y como a tí un día después de haber orado muchos rosarios -que antes no hacía- Dios me dio el don de sentir tanto amor por mi papá. Y ahora hasta el día de hoy le sigo amando mucho. Me acurerdo de todo lo que nos hizo -tuvo una época de alcholismo muy violenta- pero ahora le veo con amor. Por eso me hace sentido el perdón como una memoria reconciliada. Porque ahora esas cosas que vivimos las recuerdo pero ya no duelen ni me ofenden porque las veo a través del lente del amor de Dios. Mi papá sufría mucho también por ser así -supongo yo- y a quien sufre se le toman menos en cuenta sus faltas -otra vez supongo yo- La misericordia siempre es un exceso. Bendito sea Dios. El Señor que nos ama y nos comparte sus sentimientos de amor.

      Eliminar
    11. Cierto Diana, yo por lo menos me apego a lo que dice nuestro Señor "No se preocupen de lo que han de decir"...yo espero que me diga.
      Luis te apoyo en eso de "El perdón es difícil a veces. Es definitivamente un don que baja del cielo" Wow! lo que cuentas me desconcierta cuando fuiste tu cuando al preguntarme sobre mi padre recordé cosas olvidadas y hasta una molestia vieja (aunque sea un viaje de un padre un niño siempre ve como abandono la ausencia), que debo darle gracias a tu amor hacia tu padre por hacerme reconciliar con el mio y recordarlo con amor, porque como dije antes amor sin dolor no es tal. Creo que eso bien puede ser un efecto domino. :D

      Eliminar
    12. Ya saben lo que significa eso: http://redstatewatcher.com/article.asp?id=81271

      Eliminar
    13. Wow, Luis... ¡impresionante lo que cuentas! Que Dios te bendiga. Leerte siempre me hizo mucho bien.

      Eliminar
    14. Ce Blacas: pues sí... y hasta tienen ya artículo en Wikipedia

      https://en.wikipedia.org/wiki/Covfefe

      Eliminar
  3. "cosas veredes que Non crederes"

    ResponderEliminar
  4. Padre, le dejo un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Buen Día desde México padre querido.
    Así debe ser, amar incondicionalmente a nuestro prójimo y sólo esperar todo nada más de Dios.

    ResponderEliminar
  6. Si al maestro lo traicionaron sus discípulos no podemos ser menos que el. Precisamente nos pasa con aquellos que les brindamos lo que a otros no le daríamos y traicionan nuestra confianza. ¿pero que otro modo tiene el Señor de enseñarnos el verdadero desapego, el perdón y el verdadero amor cristiano?

    ResponderEliminar
  7. Traiciones de personas muy cercanas padre Fortea dígamelo a mí.Son lecciones dolorosas que nos enseñan a poner nuestra confianza sólo en Dios. Yo tampoco espero nada en cuanto al prójimo o casi nada. Y no es una visión pesimista o resentida de la vida yo diría que es la lección de vida, una de las tantas que dá Jesús en la Cruz. Ama a tu prójimo como a ti mismo pero sin esperar lo mismo cambio. Ama y ya. Obviamente amando a Dios en primer lugar.

    Hoy es jueves de Adoración al Santísimo y pueden enviarme sus intenciones por aquí sí gustan, tienen hasta las 18:00 hrs.hora de Colombia.😉



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, ¡por favor! Dile al Santísimo que aún no ha regalado la fe a las dos personas que más quiero en este mundo...

      Eliminar
    2. Siiiiii! me encantan los jueves! acuerdate de mi Karina!

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    5. Karina por una intención particular.
      Gracias

      Eliminar
    6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  8. Saludos padres! Bonito artículo.

    ResponderEliminar
  9. Padre Fortea, siento la experiencia, y el dolor y sinsabor y decepción y pérdida de capacidad de confiar y... tantas cosas. Imagino que esta es la razón por la que el Duque de Gandía decidió "no volver a servir a señor que se le pudiese morir". Las bellezas humanas (y una de ellas es la amistad, y no sólo la física de Isabel de Portugal) son eso, también finitas.

    Daría un consejo... de negarse a si mismo tanto como para sonreír igual... pues como decía Santa Teresa, "la felicidad depende de mi fe, no de mis circunstancias"... pero, ¿quién soy yo, sino pobre pecador vanidoso, para aconsejar a nadie, y menos aún a quien es maestro mío?

    Y mientras tanto... me duele... sobre todo el tiro pegado a esa capacidad de volver a confiar.

    Van mis oraciones para que le alivie el que tiene el mejor bálsamo, Él, "el amigo que NUNCA falla".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "el Duque de Gandía decidió "no volver a servir a señor que se le pudiese morir"...ese historia si que me gusto cuando la escuche por primera vez. Me gusta la actitud del padre, es la correcta, pero la justicia requiere exigencias, y considero que la mínima es no aceptar hipocresías o falsedades de cualquier índole. :(

      Eliminar
    2. Hmmm… eso de "la justicia requiere exigencias" es cierto, pero me tendrían que explicar los detalles.

      Mientras tanto yo ahora más bien aplico el "no juzgues y no serás juzgado" y por mi parte lo que aplico (o lo intento) es la misericordia, dejando la aplicación de la justicia a Dios (que es el único que ve dentro de los corazones).

      Y así, por mi parte la única justicia que conozco es la de la CORRECCIÓN FRATERNA. ¿Y cómo? Pues primero asegurándome de yo no tener justo ese mismo defecto (en cual caso primero me he de corregir a mi mismo). Y después, voy de frente al que sea, sea otro o sí mismo o yo la víctima, y le digo: "¿puedo hablar contigo un momento, sereno, sin que me interrumpas? Te quería decir que yo no soy nadie para juzgarte, pero hay algo que he observado y me gustaría compartir, para que tú lo tomes en consideración si lo crees conveniente. No hace ni falta que me respondas, pero porque me importas me gustaría contar mi impresión. El otro día atracaste un banco a mano armada [por decir aquí un ejemplo tonto y distendido] o eso pareció a mucha gente que te vio y si eso es así eso me parece que no es buen camino y lo debías enmendar. Y si no es así, qué bien, pero te lo quería comentar". Luego, si lo niega o no se enmienda, pues repito la corrección con alguien más, un par de personas cercanas a él o ella y a quienes tenga en consideración moral, etc. (luego una tercera vez con todo el grupo común de gente, etc.). Y si NUNCA hace caso, no dejo de hablar con él/ella, sino que le digo, final y claramente: "bueno, estemos de acuerdo en estar en desacuerdo, porque yo no lo veo así"... y obviamente cuido mis cosas (no confiándole mis bienes materiales) o mis círculos (no compartiendo confianzas y cosas de amigos, etc.) para que no haga daño, pero le sigo saludando igual, pero ahora que ya PÚBLICAMENTE se sabe que yo no estoy de acuerdo con lo que hace.

      Eliminar
    3. Ciertamente la justicia de la acción de la persona queda en manos de Dios, estamos hablando de que ya se ha hablado al respecto y queda por definir el estatus de la relación y bajo que base. Hace años entendí que uno no esta obligado a tratar a una persona más que por amor a Cristo, pero si no es posible con dejarla de lado y no hacerle daño es mas que aceptable. Tengo un caso en donde, no he dejado de querer a la persona que me hizo daño y funciona el "por amor a Cristo", pero no le tolero falsedades o trato hipócrita que requiera de mi decisión. Debo decir, que es una relación reconstruida y hasta mejor que la anterior. Ya ese factor sorpresa donde no la veía venir ya no es posible, cosa que me parece justa.

      Eliminar
    4. Sería algo como esto, haciendo hincapié en una nueva actitud...

      Huir o aprender

      Eliminar
    5. Muy bueno. :o) ¡Gracias, N!

      Eliminar
  10. Fortea:
    Hablen. Siempre hay que hablar.

    ResponderEliminar
  11. Suele suceder, me alegra haber leído cual es su actitud ante esta traicion, trataré en lo posible imitarlo.
    Gracias, Dios lo bendiga

    ResponderEliminar
  12. Fortea:
    Hablen. Siempre hay que hablar.

    ResponderEliminar
  13. Padre! "que me gusta alargarme media hora, una hora, en una placentera conversación telefónica" ¿No se le duerme la oreja? :o

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y más extraño padre, encuentro en su post una armonía única entre texto e imagen, debería aprovechar su melancolía para escribir! a mi me daba por escribir cuentos lúgubres, pero en su mano, seguro aguarda una obra no digo férrea, sino maestra de maestras.

      Eliminar
  14. Padre Fortea: deje a Judas ser Judas. Sea usted Jesús (no desperdicie ud. esta magnífica oportunidad). Affmo. Diego Tovar

    ResponderEliminar
  15. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  16. Me da mucho sentimiento leer lo que estoy leyendo. Yo me he reconómico chinche en estos casos. Yo no he tenido haber sido así, cuando he sido así, chinche, y yo creo que bastante chinche. El haber echado en cara las cosas, en haberte escrito email fuertes, padre. Avergonzada estoy

    Pero en otro caso, a esa persona que le he echado en cara las cosas, no a ti, esta persona pensara, pues, que Yo no le caigo bien, porque me ha echado en cara como yo he actuado, porque no he actuado como ella ha querido. Porque me ha agobiado con su presencia, con su sonrisa. Seguramente lo pensara así, P jesus M.G. A.

    Ahora, si lo viese, ya no lo saludaría, simplemente, porque pienso, que mi saludo le da fobia. Una me dijo que estuvo con la gente en la oración, que me apreciaba mucho, me apreciaba, quiere decir, que ya no me apreciaba en fin, yo creo que estuvo rezándole a Dios intensamente, para que la gente no me avisara, cuando estuvo el. Y que me lo dijera en cuanto se fue, que el estuvo ahí, y que me apreciaba mucho. Pero, cuando ocurrió, yo ya había cortado amistad con el, simplemente por la operación de mi madre, que se me vino todo lo negativo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. José Antonio, el deterioro de la calidad humana ha ido en mi opinión y experiencia aumentando significativamente. Yo también pienso así. Ten Ánimo y Haz lo que has dicho, correcto y justo. Reprendelo con mansedumbre. La envidia es un hecho. Los dardos del maligno son ponzoñosos. Aliviate en la justicia. Y en que tus actos son justos. Las injusticias recibidas Dios te dará la fuerza para perdonarle y sanar. Te queremos!

      Eliminar
  17. Así, me siento yo, como el osito, aislada y triste. El sacerdote de mi parroquia habla del discernimiento, y habla de formar conciencia. Pues, me gustaría asistir a esa terapia espiritual, pero, no por capricho, si no por necesidad. En el Google si ponéis acompar, discernir e integrar, lo podéis ver

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Monse estas páginas son serias tienen ejercicios espirituales online gratis.

      http://www.vid.org.co/index.php

      Ejercicios Espirituales

      Eliminar
    3. P Guillermo, como mi párroco

      Eliminar
  18. Padre, comprendo tu dolor, debes sentirte como la piñata destrozado, es muy doloroso sentir como apuñalan tu corazón, pero piensa que todos nosotros que nos llamamos cristianos con nuestros comportamientos, nuestros pecados, le damos puñaladas a Jesús, nadie se puede imaginar cuanto dolor le causamos a Jesús y a la Virgen María.
    Cada vez que herimos a una persona herimos a Jesús, y el gran mensaje que das amar al prójimo, perdonarle así demuestras el amor a Jesús. El camino es muy estrecho hay que seguir amando aunque te hagan daño, como el primer día en que lo conoció, como sino hubiera pasado nada, sino en que nos diferenciamos los cristianos de los demás.
    Padre siempre lo tendré presente en mis oraciones.

    ResponderEliminar
  19. Padre Fortea, espero que no se refiera a mí. No, no lo creo. Bueno, la vida con sus contínuas sorpresas...

    Si le ha dado una puñalada trapera,y Vd. dice que es una buena persona,religiosa además, entonces apaga, y vámonos.

    ResponderEliminar
  20. Por otro lado, las puñaladas traperas se las dá uno mismo muchas veces, con eso de ser tan bueno: claro, les das pie a los demás, para que te hagan de todo. Está visto, en este mundo, mejor ser como Capone, y tampoco le fue muy bien.

    ResponderEliminar
  21. Cuando yo recibía puñaladas, sin comerlo ni beberlo, eran muchas las noches que tenia pesadillas interminables.

    ResponderEliminar
  22. Cuando San Ignacio de Loyola dice (en la última frase de la 2ª semana de sus Ejercicios Espirituales) que «piense cada uno que tanto se aprovechará en todas cosas espirituales, cuanto saliere de su propio amor, querer y interese» se refiere a lo que enseña el Contemptus mundi (que por algo llaman así al famoso Imitación de Cristo) de Thomas à Kempis (en la también última frase del 1er Libro): “tantum proficies, quantum tibi ipsi vim intuleris” («según te hicieres violencia, así aprovecharás»).

    ¿Y esto qué quiere decir? Creo que lo explica en detalle el Kempis también, dedicando a ello el Capítulo 11 entero del 2º Libro:

    «Tiene ahora Jesús muchos que quieren poseer su reino de los cielos, pero pocos que quieran llevar su cruz. […] Haya muchos compañeros de su mesa; pocos de su ayuno. […] Todos quisieran gozar con Él; pocos quieren padecer algo por él. […] Muchos admiran sus milagros; pocos sigen la ignonimia de la cruz. Muchos aman a Jesús mientras alguna adversidad les sucede. Muchos le bendicen y alaban cuando de Él reciben consuelos. Pero si se les esconde o por corto tiempo los abandona, luego se quejan o caen en grande abatimiento. […]

    Más los que aman a Jesús por Jesús mismo, no por los consuelos que da, le bendicen igualmente en las angustias y tribulaciones de espíritu, por terribles que sean, como en las más dulces consolaciones. Y si nunca les diera consuelos, no por eso dejarían de darle gracias y alabarle continuamente. […]

    ¿No deben llamarse mercenarios cuantos andan siempre buscando consuelos? […] ¿Dónde se hallará a alguien que quiera servir a Dios de balde? Rara vez se halla a alguien tan espiritual que esté desprendido de todo […] uno que se haya desnudado enteramente de afecto a las criaturas […] “Tal persona vale más que rubíes” (Prov 31:10) […]

    Si diera el hombre todas sus riquezas, no sería nada todavía.

    Si áspera penitencia hiciera, sería poco todavía.

    Si abarcara toda la ciencia, todavía estaría lejos.

    Si fuera muy virtuoso, piadoso y fervoroso, le faltaría mucho todavía. […]

    Y, ¿cuál es esa cosa?

    Que, abandonadas todas las cosas, también se abandone a sí mismo, y salda de sí mismo sin llevarse nada del amor propio; y que, una vez hecho cuanto sepa que debe hacer, sienta que aún no ha hecho nada. […] “decid: siervos inútiles somos” (Lc 17:10)

    Entonces podrá ser de veras pobre de espíritu y desnudo, y decir con el profeta: “Estoy solo y desvalido” (Sal 24:16).

    Sin embargo, no habrá nadie más rico, poderoso y libre que quien haya sabido abandonar todas las criaturas, y aun a sí mismo, y PONERSE EN ÚLTIMO LUGAR.»


    A veces me preguntan qué es el AMOR... y yo les digo simplemente: “entregarse sin esperar nada a cambio”. Como el monje budista que ayudaba al escorpión a salir del charco una cuando lo veía caer, apesar de que cada vez le picaba, y le decían, “¿por qué lo haces, no ves que la naturaleza del escorpión es picar”, y él respondía: “no juzgo su naturaleza, pero la mía es ayudar”.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Imitación de Cristo de Kempis es de mis libros predilectos. Me ha ayudado muchísimo.Gracias Alfonso!

      Eliminar
    2. La Imitación es magnífica, tengo una edifición de bolsillo que me gusta hojear cuando estoy fuera de casa

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    4. Antonio yo también tengo esa edición de bolsillo jajaja!

      Eliminar
    5. "De qué sirve saber altas cosas sobre la trinidad, si ofendes a la Trinidad con la soberbia"; disfruto mucho con su lectura, ya que habla mucho al corazón.

      Eliminar
    6. Pues en mi caso fue mi madre quien al terminar yo el bachillerato hace muchos años (como 25) me regaló una edición de bolsillo también del Kempis, y poco después me preguntaba ella que qué tal, y yo le dije quejándome: "es que ese libro es como para un monje del medievo, ¡no para alguien moderno de hoy!"

      ¡NECIO, MÁS QUE NECIO era yo!

      Hay que ver la paciencia que tiene Jesús con nosotros.

      ¿Qué tengo yo, que mi amistad procuras?
      ¿Qué interés se te sigue, Jesús mío,
      que a mi puerta, cubierto de rocío,
      pasas las noches del invierno oscuras?

      ¡Oh, cuánto fueron mis entrañas duras,
      pues no te abrí! ¡Qué extraño desvarío,
      si de mi ingratitud el hielo frío
      secó las llagas de tus plantas puras!

      ¡Cuántas veces el ángel me decía:
      «Alma, asómate ahora a la ventana,
      verás con cuánto amor llamar porfía»!

      ¡Y cuántas, hermosura soberana,
      «Mañana le abriremos», respondía,
      para lo mismo responder mañana!


      (Lope de Vega)

      Eliminar
    7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    8. Alfonso pasame el título del poema de Lope de Vega. Me fascinó!!!

      Eliminar
    9. ¿Qué tengo yo, que mi amistad procuras?

      Eliminar
  23. Pa alegrar un poquito el post, aquí el maravilloso Joaquín Cortés👏👏👏

    Flamenco bailao

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Queeeee? Se cortó el cabello!!! Nooo!

      Eliminar
    2. tiene mucha garra, es un gusto verlo

      Eliminar
    3. Se e mejor así y con su camisa puesta 😉

      Eliminar
    4. Si...es lindo de todas formas, pero ya no se parece a Jesucristo jeje

      Eliminar
  24. En mi opinión, no debería lamentarse tanto porque un conocido le "traicione" o "cuchichée" a sus espaldas, como si fuera la gran cosa. Aqui nadie es la gran cosa, y Dios manda tribulaciones terribles a los seres humanos, como por ejemplo las guerras o las enfermedades. Y las cosas se tienen que tomar con entereza, un hombre tiene prohibido apiadarse de sí mismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que le dolería más si ese cuchiceador le hubiera cortado un brazo o una pierna, mírese los miembros no cortados y así se alegra.

      A mí me decía mi padre; coges una piedra, te das en la rodilla y verás como se te pasa la tontería jaja

      Eliminar
    2. Jajaja... me encanta lo militar/militante que eres, Cosmicom... ¡es buenísimo lo de "le dolería más si [...] le hubiera cortado un brazo [...] mírese los miembros no cortados y así se alegra."

      Me recuerdas a "los nietos de los machos que triunfaron en América" (del "Miajón de los Castúos" del poeta extremeño Luis Chamizo, q.v.)

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    4. Muy original respuesta y concuerdo en gran medida, aunque creo que tampoco debemos trivializar las penas de los demás. Como dice el dicho: "Cada uno sabe donde le aprieta el zapato". Grandes santos la han pasado muy mal por las calumnias y traiciones y algunas son tan perversas que cuando uno lo piensa no es difícil entender que duelan tanto.

      San Josemaría Escrivá contó una vez que tanto le dolía lo que le calumniaban que tuvo que ir una noche al Sagrario y allí decir haciendo un gran esfuerzo y entre lágrimas:

      "Señor, si Tú no necesitas mi honra, yo ¿para qué la quiero?"

      Eliminar
    5. Ay qué bonito lo que cuentas de San Josemaría! No lo sabía. Gracias Marcelo!

      Eliminar
    6. Antonio creo que te hubiera encantado pertenecer aquí con ése comentario, y a quién no?..

      LEGIONARIOS

      Eliminar
    7. uf, los legionarios son cuerpos de élite, allí se preparan muy duramente para entrar en combate en cualquier momento. Hay que tener vocación para eso¡¡

      Eliminar
    8. he leído en youtube este comentario sobre esta canción "el novio de la muerte": "Durante el combate de Prado de Ganso en la Guerra de Malvinas, en 1982, se pudo oir claramente a un suboficial argentino cantar a voz en cuello el novio de la muerte, algunos soldados lo acompañaron con la tonada pero no sabían la letra. Seguramente era hijo o nieto de un español y la habia aprendido de sus familiares, el milagro fue que los ingleses lo escucharon cesaron el fuego y se retiraron de ese sector"

      Eliminar
    9. A mí también me parece muy bonito Karina. No hay de que ;)

      Eliminar
    10. Si yo también creo que va con los legionarios. Ellos tienen un no se que, que ,que se yo.

      Échale una miradita Antonio

      Eliminar
    11. jaja yo iré a la milicia sólo si me convocan en estado de guerra, y aún así con mucho disgusto¡¡ aunque creo que los que van a primera línea de fuego son los legionarios, así que si me mandan para Melilla iría con unos sudores muy fríos jaja

      Eliminar
    12. me acordé del chiste del enano y del legionario: https://www.youtube.com/watch?v=qo6u3KbRVUQ XD

      Eliminar
    13. Antonio de Almería reportándose desde las barracas 😂😂😂

      Eliminar
    14. Vivan los legionarios! Yo si algún día pasó por Málaga una semana santa no dudaré ni un instante en ver la Legión en vivo y en directo!

      Eliminar
    15. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    16. Sí, da gusto verlos haciendo esos cantos y con el Cristo de la Buena Muerte. Aunque ten cuidado con los reclutas que dicen que son muy enamoradizos¡¡ jaja

      Eliminar
    17. Llevaré mi crucifijo y la botella de agua bendita y si alguno se acerca más de la cuenta pues: vade retro satana!

      Eliminar
    18. el legionario pensará que quieres refrescarlo por el calor, besará el crucifijo y después se enamorará de ti¡¡ jaja no creo que resulte muy efectivo

      Eliminar
    19. Karina> "vade retro satana" se escucha más cool en latin que en español la frase! Supongo que significa alejate de mí satanás. cuando estaba chico estaban de moda las bicis Kawahara, las diamond back y otras marcas. Todas sonaban muy "guay" y muy cool, a eso me suena la frase "vade retro satana" a un niño diciendole a otro " hey ya visto el último modelo de esta bici woow, es la nueva vade retro satana" jajajaja

      Eliminar
    20. wwwooow es la nueva "vade retro satana 2000" que coooool. heheh

      Eliminar
    21. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  25. Leo los comentarios y en todo hay verdad. Pero tambien es cierto q para llegar al perdon (propio y del otro), SI ES NECESARIO hacer el proceso de dolor, sin negar la rabia/ira/dolor/mal genio... pir el contrario, hay q liberarlos.

    Llorar. Contar a alguien muy confidente. Darse el espacio y alejarse (si es posible): es decir, generar y hacer posible la catarsis, q permita no dejar atragantadas "espinitas", q mas tarde pueden aflorar.

    Dialogar. Pidiendo a Dios proporcione ese momento de dialogo.

    Aclarar. Escuchar al otro. Q nos escuchen. Liberar heridas y malentendidos. Sanar. Perdonar.

    Es decir, es importante todo lo q se ha dicho, pero somos humanos y hay q permitirnos procesar lo ocurrido para llegar a esa parte final de amar y pedir por el otro en oracion a Dios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Es el proceso parecido al del duelo, cierto Diana María?...algo murió...:(

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Nada es como antes. Inicialmente hay mucha prevencion despues de este proceso de duelo. Pero indudablemente, ya hay dos personas desconocidas. Con mucho por delante para espontaneizar la relacion y volver a confiar.. Si...algo murio..

      Eliminar
    4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    5. Si, debe ser como las plantas...cuando se secan, se cortan entre nudos sus ramas si aun tienen algo verde...parece doloroso para la planta, pero por unos días con agua y cuidados brotan nuevas hojas...nunca tiene la misma forma del principio. De hecho va a requerir de cierto en cierto tiempo que se vuelva a podar...

      Eliminar
    6. Es muy cierto lo que dices Diana, a veces tendemos a olvidarnos de que somos humanos y de que tenemos sentimientos y emociones. Nos gustaría poder estar por encima de estos y manejarlos a nuestra voluntad pero no funcionamos así y la gracia de Dios tampoco elimina nuestras emociones sino que nos ayuda a afrontarlas poniendo en Él nuestra esperanza.

      Eliminar
    7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    8. La esperanza de la resurrección Marcelo, en el fondo nosotros no morimos por las decepciones...lo que realmente muere es el apego. ¿No entraña eso una especie de libertad? :o

      Eliminar
    9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    10. Niulca, una cosa es el apego y otra cosa es cuando muere ese algo.

      El apego no es tan profundo como la relacion pero estan intimamente ligadas

      Eliminar
    11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    12. En la historia del padre murió la confianza...¿Tendría que importarle recuperarla?

      Eliminar
    13. Depende: si la persona es realmente significativa buscara restablecerla; si no es asi, entonces bastara con el perdon.

      Eliminar
    14. En el primer caso el aprendizaje deja una huella y ella es no hacer apegos...

      Eliminar
    15. El ideal es no hacerlos.. aunq caemos en ellos. Una relacion realmente madura y adulta es independiente pero comprometida. Los apegos se dan desde el YO NIÑO q hay en nosotros

      Eliminar
    16. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    17. Ciertamente, gracias Diana María por tus aclaraciones. ;)

      Eliminar
  26. Padre gracias por compartir su experiencia. Y su actitud en respuesta a estos difíciles momentos que suceden a lo largo de la vida. Yo desafortunadamente he pasado amargas horas. Pero lo único que pude hacer ante una situación así es ofrecerla al Señor. Para que me guíe en su santa providencia :)

    ResponderEliminar
  27. Padre Fortea mire esta noticia!
    http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=29537

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar



    2. Alfonso7:43 p. m.

      Si el Padre General no cree en el demonio, yo no me rasgo las vestiduras. Creo yo, siguiendo el Magisterio de la Iglesia, y ya está. Si lo conociese en persona, le diría que considero incorrecto (herético, de hecho) si se niega la existencia del demonio (y dañino que lo predique). Pero yo no soy su superior eclesiástico (¿el papa?) y en cualquier caso no lo juzgaría a él como persona, y seguiría pensando (como pienso) que el Padre Sosa tiene muchísima (otra) buena doctrina y consejos evangélicos que enseñarme y hacerme vez major la Luz gracias a sus experiencias y ministerio.

      Eliminar
    3. Duele leer ésa entrevista. Guardaba mis esperanzas pocas pero las guardaba con el Padre General de los Jesuítas. Me consuela saber que una cosa son las personas que hacen parte de las órdenes y otras los valores y los santos que fundaron estas órdenes o congregaciones. San Ignacio de Loyola y San Pedro Claver ningún ser humano ni siquiera el miembro de su orden podrá borrar de mi memoria el legado evangelizador, la fidelidad al Magisterio, de obras y de palabras de ésta gran Orden. No. Me duele ver estas cosas pero jamás negaré todo el bien que han hecho en la historia. Eso JAMÁS lo podrán borrar!!!

      Eliminar
    4. Aaaa que daño hace diciendo esas cosas!!

      Eliminar
    5. Difícil de entender que estas palabras vengan del General de los Jesuítas. Me cuesta creerlo y hasta quiero darle el beneficio de la duda. No solo es dificil de entender que tenga esas ideas sino también que las diga públicamente como si nada.

      Eliminar
    6. Si no cree en el demonio...entonces no cree realmente en Dios. ¿Será que su misión es un mero cargo? y venezolano para terminarla de amolar...ya me dio vergüenza ajena :(

      Eliminar
    7. Hmmm… ¿esto qué es la tropa de guardianes de la ortodoxia? Que yo sepa el único que posee infalibilidad es el papa, así que ¿por qué habría de extrañarnos que de vez en cuando algún otro clérigo declare algún error doctrinal?

      Hoy precisamente escuchábamos en misa a San Pablo contar cómo en aquella época hasta había algunos judíos (llamados saduceos) que por no creer no creían ni en la otra vida ni en espíritu alguno, y aún así les dejaban ocuparse de mantener los templos y hasta opinar en el sanedrín.

      Yo recomiendo que nos agarremos cada uno dócilmente a las faldas del Magisterio de nuestra Santa Madre Iglesia (y además dejemos que sea ella, la jerarquía eclesiástica, la que decida si, cuándo, y cómo disciplinar a alguien), y no nos dediquemos a apedrear a nadie que diga cosas que a nosotros nos parezcan claramente confundidas.

      Eliminar
    8. Cuando muramos y lleguemos a las puertas del cielo, y nos pregunten si dimos de comer al hambriento y de vestir al desnudo, digamos “no, ¡pero creímos en el diablo, y ese jesuíta —y esa prostituta que se quiere colar y precedernos— sí que dieron de comer al hambriento y vistieron al desnudo, pero negaron que existiese el demonio, y obviamente ahora queda probado su error. ¡condénales Señor y no dejes que nos precedan, pues nosotros no nos confundimos y ellos sí!”

      Eliminar
    9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  28. No se puede confiar en nadie, cuando parece que tienes un amigo/a en quien parece que puedes confiar o contarle algo, lo que hacen la mayoría de las veces es alegrarse de tus problemas e irse de la lengua contándolos por ahí, eso es algo que ya he aprendido desde el colegio. Desde entonces los secretos se guardan y amigos verdaderos ninguno. No se puede confiar ni en uno mismo, porque aunque se tenga una idea bastante segura y clara de algo, mañana se puede cambiar y pensar de otra manera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Tienes a Cristo como amigo y confidente¡¡

      Eliminar
    3. Antonio has dicho una gran verdad.

      Eliminar
    4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  29. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  30. Desde bien pequeña me di cuenta, e incluso escribí en mi cuaderno, q los amigos verdaderos no existen.

    Pienso lo mismo que usted de la amistad y el amor.

    Lo único que creo q me di cuenta antes que usted.

    Pero no me van a sorprender las puñaladas traseras, porque las espero o y no me van a doler porque tengo un colchón protector, de fabricación. propia.

    Así somos, así es la condición humana.

    Ánimo Padre Fortea.

    ResponderEliminar
  31. Ánimo Padre! Si hasta nuestro señor fue traicionado cuánto más nosotros. Muchos lo queremos en Cristo como nuestro hermano, padre espiritual y sacerdote de la Iglesia.

    ResponderEliminar
  32. Bakhita, los amigos verdaderos existen, aunque no por lo general no son muchos por eso la palabra de Dios dice:

    "Un amigo fiel es una protección segura;
    el que lo encuentra ha encontrado un tesoro." (Eclo 6, 14)

    ResponderEliminar
  33. Desde bien pequeña me di cuenta, e incluso escribí en mi cuaderno, q los amigos verdaderos no existen.

    Pienso lo mismo que usted de la amistad y el amor.

    Lo único que creo q me di cuenta antes que usted.

    Pero no me van a sorprender las puñaladas traseras, porque las espero o y no me van a doler porque tengo un colchón protector, de fabricación. propia.

    Así somos, así es la condición humana.

    Ánimo Padre Fortea.

    ResponderEliminar
  34. He observado que ese asunto de la "amistad" es algo que uno suele dejar a la espontaneidad y me resulta algo exigente y de cuidados exagerados si se quiere...
    Les comparto un extracto de San Francisco de Sales a propósito de ese lugar raro llamado "amistad"...
    "No todo amor es amistad, porque puede el hombre amar sin ser amado, y, entonces, hay amor, pero no amistad, ya que la amistad es un amor mutuo, y sin amor mutuo no puede existir; además, no basta que sea mutuo, sino que es menester que las partes que se aman conozcan su recíproco afecto, porque, si lo ignoran, habrá amor, mas no amistad; en tercer lugar, es también necesario que exista alguna clase de comunicación que sea el fundamento de la amistad"

    Casi que parece un contrato invisible...:(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué gran santo San Francisco de Sales! Yo estudié en un colegio salesiano que si bien fue fundado por San Juan Bosco debe su nombre a la devoción que este sentía por aquel. Comencé a leer su "Introducción a la vida devota" pero nunca lo terminé. Tal vez sea momento de reemprender esa lectura. Me encanta que no teniendo una tendencia natural a la dulzura, sin embargo, con determinación y la gracia de Dios haya llegado a desarrollar un trato tan exquisito que hoy se lo conoce como el "santo de la amabilidad". Es un bellísimo ejemplo de que no debemos dejarnos desanimar ante nuestras imperfecciones sino, al contrario, verlas como oportunidades de obtener grandes conquistas.

      Eliminar
    2. Niulca gracias por traer a San Francisco de Sales. Esta parte que extrajiste es hermosa y tan significativa.

      Eliminar
    3. Si, en una homilía en una iglesia salesiana escuche que el defecto del santo era la ira y que nunca nadie lo supo sino por sus escritos después de muerto y porque le encontraron tres grandes piedras en el hígado de tanto hacerse violencia. Esto me impacto, que es otro de mis santos favoritos. ;)

      Eliminar
    4. Gracias totales Niulca. Eso fue como brisa fresca!

      Eliminar
    5. San francisco de Sales me ayudó a no dejarme sorprender tanto por mis faltas. Hay una tristeza por haber pecado que no viene de Dios sino ddl demonio y requiere sabiduría y humildad diferenciarlas. Me hizo mucho bien la doctrina de este santo.

      Eliminar
    6. Uf! ni que lo digas por San Francisco de Sales me fui a leer patristica, si que nombra a los padres de la iglesia, con una insistencia tal que hay que ver quienes eran.

      Eliminar
    7. ¡Qué bonito lo que cuentas de San Francisco de Sales y cómo lo cuentas! Gracias, Niulca.

      Eliminar
  35. Pero mi trato correcto ya no será porque él la merezca, sino porque le perdono por Jesús.
    Que frase
    Felicidades por su forma de escribir.
    Así es la amistad Padre Fortea así es la vida
    but I just guess that´s how life works, sometimes it gathers people and let them be close and sometimes it put people far apart from each other , and belive me I know this as a fact.

    ResponderEliminar
  36. Padre Fortea
    He dudado mucho en dejar algún comentario en este post. Todos hemos vivido una traición así y cuando sucede es la más fuerte e intensa.

    Le comprendo en todas las palabras escritas en este post. Aunque a veces hacemos grandes esfuerzos para hablarle a esa persona. Aparece su traición y nos impide actuar con naturalidad.

    Unos llaman distancia y tiempo lo que ayudan a procesar lo que no se esperaba y a veces el pesar va saliendo poco a poco. Lo grave otras ocasiones es que sus palabras dichas detrás dañan no solo la imagen que tenías de esa persona sino que han hecho que los demás nos juzguen. Nos detengan proyectos importantes y por años nos debamos estar alerta por cuanta cosa dijo de nosotros.

    Mi consejo, aunque no sea solicitado y seguro lo sabe bien es protegerse en los brazos de Nuestra Madre María Santísima para que ella cure la herida más dolorosa y fuerte. Poco a poco a base de rezo y de tomar solo lo positivo podrá hasta bromear con esa persona de nuevo.
    Seguro habrá momentos que el dolor ataque, pero son más siempre los pensamientos que nos invitan al perdón. Y a dar gracias a Dios de saberse libre de la venda de creerle a esa persona todo.

    Un abrazo muy fuerte. Y ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El padre ha mostrado su herida y parecemos la sangre de su herida queriendo hacer coagulación. ¿No se trata de eso el dolor? ¿De reunir a la gente para curarnos entre nosotros mismos? Hacemos como los niños que muestran sus cicatrices, para decir que un día esa herida también se convertirá en cicatriz.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Entendiste bien, quise decir eso que expresas "tratar de acompañar", que bien es un mecanismo humano y en sentido espiritual más. Ah! yo se que puedes sonar tus comentarios algo enredado, pero la recta intención en tus comentarios se puede captar, bueno, yo no tengo problema, quizás sea porque me simpatizas y eso lo hace viable jeje

      Eliminar
    4. ¡Que poco tiempo se tarda en dañar la imagen y la integridad de una persona!

      ¡Y cuanto tiempo se tarda en restablecerla!

      ¡Cuanto daño!!

      Pero Dios obra en justicia y El da a cada uno lo q corresponde en Su Tiempo.

      Eliminar
    5. Uf! cuanta razón tienes, el tiempo, de suerte que existe el tiempo...como esa frase que dice "El tiempo suele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades".

      Eliminar
    6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    7. Bueno...hoy se pasan del comentario 200...ya me van a dejar fuera de combate jeje Como dicen en mi tierra: "Por si acaso ya no vuelvo me despido a la llanera" jejeje

      Eliminar
    8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  37. Una persona que haga un discernimiento de espíritu, tiene que ser de confianza, no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te aconsejo mejor a tu confesor o a un sacerdote de tu gran confianza.

      Eliminar
  38. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  39. Padre le dejo esta reflexión espero que le sirva de algo.

    Corazón Hermoso

    Moraleja que veo:
    El mayor don en la vida es dar lo que tienes, no hay mayor amor que dar la vida, lo mucho o poco que tengas; pero algo que tengamos que compartir. Quien da más, más recibe.
    Los hombres creemos que guardando lo que tenemos, lo haremos crecer; en la vida cristiana esto se llama egoísmo, nos limita y no nos deja crecer.

    El Corazón de Jesús nos habla del amor a Dios y a los hermanos.
    No basta con no odiar, no hacer el mal, no ser egoísta. Cristo nos pide hacer el bien, servir, amar, construir. Mi vida ¿se contenta con no hacer el mal o busca hacer el bien?
    El Corazón de Jesús anima, consuela, da esperanza, fortalece, perdona, ofrece.

    ResponderEliminar
  40. Padre Fortea, pido a Dios por usted y por la persona que murmuró en contra suya. Reciba nuestro cariño sincero desde México. Ana María

    ResponderEliminar
  41. Animo juerte Padre. (juerte es fuerte pero en idioma ranchero). Que como dijo alguién, no recuerdo bien, creo que Alejandro Sanz: "vivir es lo más peligroso que tiene la vida"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luis el juerte me causó risa y tienes la razón del título de la canción.

      Eliminar
  42. La decepción es un sentimiento muy humano
    Nos defraudamos unos a otros porque nos puede la envidia y los celos

    ResponderEliminar
  43. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  44. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  45. Entiendo, don José Antonio, su escepticismo acerca del ser humano. Me parece bien. Es bueno estar desprendidos de todo, también de los afectos humanos. Ya dice el Evangelio de San Juan que Jesús no se confiaba a ellos, a quienes trataba, porque Él sabía lo que hay en el interior del hombre. Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  46. La influencia del maligno sobre las personas no tiene límite, mucho ánimo Padre.

    ResponderEliminar
  47. Hoy leyendo al padre Fortea y a much@s de vosotr@s he aprendido una cosa más: ¡cuán grande es aún mi propia presuntuosidad y vanagloria! Rápidamente me apresuré a contar cómo a mi también me habían herido una vez y cómo ufff fue al menos igual de fuerte y doloroso. ¡Qué ganas de protagonismo el mío! Perdónenme. Y es que leyendo (directamente o entre líneas según el caso) me doy cuenta de cuánto más grave fueron algunas cosas de las que les hicieron a algun@s de vosotr@s y cuán sin importancia (en comparación) es lo que me hicieron a mi. Creo que la magnitud del sentimiento de despecho que siente no es tan proporcional al daño recibido como lo es a nuestra propia soberbia y amor propio. Dios mío, ¿cuándo lograré dejar de darme tanta importancia a mi y mis circunstancias? ¡Qué difícil es ser humilde de verdad! (Y qué bello es cuando encontramos a alguien que lo es). Gracias por la lección y la paciencia que tienen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. te acompaño...yo digo como Job "He hablado de grandezas que no entiendo, de maravillas que me superan y que ignoro"

      Eliminar
    2. La humildad se la pido a la Virgen.
      Es lo más hermoso. Dicen q al humilde el demonio no lo ve.

      A veces, en las decepciones juega mucho el amor propio, el orgullo herido.

      Pero son pruebas de las q hay q aprender y quizá correcciones q nos hacen falta.
      Sólo Dios basta

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    4. Maria Iabel no te comprendo, me puedes hacerme el favor de explicarme, dices que al humilde el demonio no lo ve, como veía al padre Pío desde que el era niño? y muchas veces lo atacó?.

      Eliminar
    5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    8. Alfonso
      Me gusta tu reflexión pero en este caso especifico podría decirte que si el Padre Fortea no quisiera comunicar algo así no lo haría. Creo que de sobra sabe que todos hemos tenido experiencias suficientes y no creo que vea en comentarlas una competencia, siento que busca la unión y el que nos conozcamos, porque todos hemos pasado por algo similar.
      No veo en hablar desde la propia experiencia y tratar de ayudar a alguien una soberbia.
      Es parte del amor conocer las heridas de los otros, porque como dice SanJuan de la Cruz

      Amor con amor se paga, las heridas de amor sólo con amor se pueden curar

      Y como soy más rara que nada, creo que compartir un consejo a partir de lo que siento es también amar a los otros.

      Así puedo expresarme, bailando, cocinando, cantando, escribiendo.

      Eliminar
  48. Estimado fortea gracias por su conversación de hoy por la tarde.

    Lo segundo yo he experimentado esa traicion este año. Tremenda y gravísima al punto casi de destrozarme la vida sino fuera por mi familia.

    Un abrazo fuerte. Y coincido en todo lo que dice. Sobre la amistad pienso igual que usted. Si llega bien que lo dudo. Y sino pues Dios basta.

    ResponderEliminar
  49. A estas alturas de mi vida he traicionado y he sido traicionado tantas veces que ya lo tengo en el presupuesto. El rey David por su gran humildad y autoconocimiento veía toda afrenta como venida de la mano de Dios y las aceptaba con paciencia. Dios es el único y verdadero amigo

    ResponderEliminar
  50. Andaaaa! Vaya tema el de hoy! Yo tengo amigas así, pero como las conozco y ya no es sorpresa ninguna traición...sigo tratandolas igual. Porque el mérito de nuestra amistad no es de ellas, sino mío. No puedo querer a la gente "a cachos", sólo tengo cuidado de no tener falsas expectativas con ellas. Ellas saben que yo sé, que siempre perdono...y por eso en otros aspectos responden de maravilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excelente actitud...tomaré nota, jeje

      Eliminar
    2. Que conste que también tengo amigas leales hasta llegar a un extremismo que no merezco, pero con el cual me engolosino y disfruto como niña pequeña

      Eliminar
    3. Pruébalo, Niulca, se vive y se disfruta mucho así

      Eliminar
    4. jejeje seguro! he aprendido mucho en este blog, ya no peleo tanto por simplezas.

      Eliminar
  51. Padre Fortea, que el Angel que consoló a Nuestro Señor en el huerto de Getsemani baje a consolarlo a usted. Amen

    ResponderEliminar
  52. Minha empatia Padre.
    Todos, de alguma forma já fomos apunhalados e já desiludimos alguém.
    Custa bastante, mas a companhia de outros seres humanos faz falta. Muita falta.

    ResponderEliminar
  53. +Padre Fortea

    Si a usted le duele eso, Padre, no se imagina lo que duele sentir desprecios de la propia madre. Desde que conocía a Dios, hace algunos 7-8 años, me volví muy sensible, y eso me hace sufrir muchísimo. La única "expresión" que sirve para dar una idea del dolor que me causa, es la de que siento como si me atravesaran el pecho con algo filoso, y al mismo tiempo me vienen pensamientos de odio a la mente. Las tentaciones contra la fe fueron terribles, pero sólo me duraron menos de 20 días. Pero la sensibilidad se ha quedado conmigo y es una tortura continua.

    Pero me he dado cuenta de que aunque hace sufrir mucho, al mismo tiempo lo lleva a uno a despegarse de todo afecto hacia el mundo y sólo esperar en Dios. Yo creo que Dios lo permite para despegar a las personas del mundo, y también estas torturas sirven para purificarse la misma persona y también puede ser ofrecidas por vivos y difuntos.

    ***

    Que esté bien, Padre. Por esto días volveré a leer su ensayo sobre las almas errantes para compartir cosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diego! te traje con el pensamiento, no me lo vas a creer! Que gusto que volvieras! Saludos!

      Eliminar
  54. Querido padre: estoy seguro que está tradición lo acercará más a Jesucrsito en su pasión... oro por ud y le cito el precioso texto de 1 P 2, 19-23 esperando le sea de consuelo y fortaleza.

    19Porque es cosa agradable a Dios que uno soporte sufrimientos injustamente, por sentido de responsabilidad delante de él.
    20 Pues si a ustedes los castigan por haber hecho algo malo, ¿qué mérito tendrá que lo soporten con paciencia? Pero si sufren por haber hecho el bien, y soportan con paciencia el sufrimiento, eso es agradable a Dios.
    21 Pues para esto los llamó Dios, ya que Cristo sufrió por ustedes, dándoles un ejemplo para que sigan sus pasos.
    22 Cristo no cometió ningún pecado ni engañó jamás a nadie.
    23 Cuando lo insultaban, no contestaba con insultos; cuando lo hacían sufrir, no amenazaba, sino que se encomendaba a Dios, que juzga con rectitud.

    ResponderEliminar
  55. Me queda una duda: este post es un ejercicio terapéutico o un desahogo con quienes sabe que le apreciamos? Soñaré con la segunda opción😉

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja yo creo que las dos cosas! catarsis total. Ahora que salga el padre diciendo que no nos leyó hoy porque estaba ocupadiiiisimo! jeje

      Eliminar
  56. Antonio- Cosmi

    A veces creo que en el fondo debes ser como un mexicano.

    Yo soy mexicano

    De esas épocas y por lo de enamoradizo.

    (jejeje- broma)

    ResponderEliminar